Cáritas En Primera Persona: Josep Fernández Gerente de Troballes

Josep Fernández: “una empresa de inserción, tiene un objetivo fundamental: preparar personas para que puedan acceder al mercado laboral con las mejores garantías posibles”.

diciembre 5, 2014 · por · en

Iniciamos las entrevistas del mes de diciembre de nuestra ya habitual sección  En Primera Persona.

En esta oportunidad continuamos por Cataluña, ahora visitando a otra empresa de la economía social ubicada en la provincia de Lleida.

Se trata de Troballes, iniciativa que es gestionada por la Fundación Rubio i Rubio, de Cáritas Diocesana de Lleida.

Hemos dialogado con su gerente, Josep Fernández, que está vinculado al proyecto desde hace más de 15 años.

BCcES: Buenos días Josep. Para dar inicio a esta entrevista, quisiéramos conocer  ¿quién es Troballes?. Y ¿cómo y por qué surgió?

Josep: Buenos días. Troballes y la Fundació es nuestra aportación a la sociedad en temas de empleo. Si alguien se pregunta: ¿qué hace Cáritas Diocesana de Lleida por el empleo?, le podemos responder que en la actualidad tiene la Fundación Jaume Rubió i Rubió, que desarrolla todas las iniciativas que podemos gestionar, y que tienen que ver con el empleo: desde el programa de  acogida laboral, pasando por la empresa de inserción, formación,…

Surgió de la inquietud de personas, vinculadas a Cáritas, que se plantearon qué podían hacer para dar trabajo a las personas que acudían a pedir ayuda a la institución.

Estas personas, en el año 2001, acordaron iniciar lo que después sería la Associació d’Insercio socio-laboral Troballes y esta asociación, a su vez, crea el proyecto de inserción TROBALLES, nombre que también tiene la empresa de inserción.

BCcES: Actualmente, ¿cuántas personas emplea y como Troballes ayuda a estas personas?

Josep: En la actualidad son 26 los empleos creados, 12 puestos de inserción y 14 de estructura (personal técnico y/o de producción que apoya y acompaña a las personas en inserción). Estos 26 empleos se dividen entre las dos secciones con las que cuenta la empresa: la sección de ropa y la de limpieza.

La ayuda que damos a estas personas, se centra en brindarles una oportunidad laboral, un trabajo digno, remunerado y con todos los derechos laborales previstos por la ley.

El proyecto además de dar trabajo, tiene presente la formación y el acompañamiento de estas personas que participan.

BCcES: ¿Qué proceso siguen estas personas desde que se incorporan a Troballes?

Josep: Las personas que forman parte de este proyecto, primero han pasado por la acogida de Cáritas, donde con toda probabilidad se han detectado unas necesidades laborales que han hecho derivar esta persona a la acogida laboral. Es en esta acogida donde se detectan, necesidades, carencias, habilidades, conocimientos,…

Llegado este punto se les propone, a las personas participantes, acciones de formación, de búsqueda de empleo y en algunos casos de trabajo en nuestra empresa de inserción. Todo ello con el objetivo de que estas personas puedan trabajar.

BCcES: ¿En qué consiste su itinerario de inserción socio-laboral?

Josep: Todas las personas, desde el momento que nos piden ayuda, cuentan con un acompañamiento. En el caso de trabajar en la empresa de inserción, este acompañamiento se concreta en el diseño, conjuntamente con la persona, de lo que llamamos itinerario laboral.

Este itinerario valora, propone, facilita la formación básica necesaria, y cuenta con el acompañamiento de un insertor/a que le acompaña. Además en el caso de los trabajadores de la empresa de inserción, cuentan con el apoyo de un técnico de producción que le orienta en las habilidades laborales necesarias para desempeñar ese puesto de trabajo.

BCcES: Josep, nos gustaría saber ¿cuál es tu experiencia cómo gerente?, ¿cómo conociste Troballes y decidiste sumarte a este proyecto?

Josep: Para responder a esta pregunta, quiero explicar muy brevemente un par de situaciones personales que me han llevado a esta situación.

-Mi vida profesional se ha desarrollado en la empresa privada y desde el año 1998 se había concretado en la gestión, conjuntamente con un socio, de una pequeña empresa de nuestra propiedad.

-Paralelamente a esta vida profesional, también se había venido desarrollando una vida relacionada con el conocimiento, descubrimiento y experiencia de fe. Una experiencia que me conduce a un compromiso en la vida de cada día.

Es desde estas dos situaciones, que me proponen ser secretario general de Cáritas Diocesana de Lleida, previendo que más adelante pueda dedicar una parte de mi tiempo a la Fundación Jaume Rubió i Rubió y en consecuencia a la empresa de inserción.

El tiempo y las necesidades de dedicación me han llevado, desde hace un año y medio, a la dedicación completa a la empresa de inserción y a la dirección de la fundación.

BCcES: ¿Cómo resumirías la experiencia de ser gerente?

Josep: La primera constatación es que una empresa de inserción, tiene un objetivo fundamental: preparar personas para que puedan acceder al mercado laboral con las mejores garantías posibles.

La ropa o la limpieza, en nuestro caso, es un medio para conseguir este objetivo.

Dicho esto, la empresa de inserción, tiene que gestionarse como cualquier otra. Entre otras cosas, porque si queremos que nuestros trabajadores accedan al mercado laboral con garantías, deben empezar a conocer cómo es y qué exigencias y derechos tiene el mundo del trabajo.

También el tema económico tiene una importancia y es básico para el funcionamiento de la empresa. En este aspecto el rigor, la eficacia, la productividad,… son factores que en todo momento están presentes.

Si pedimos a nuestros trabajadores que sean competentes, y sabemos que el mercado laboral tiene unas normas y un funcionamiento muy competitivos, no podemos dejar de serlo nosotros.

Es una experiencia gratificante, pero no exenta de momentos complicados, que hay que resolver.

BCcES: Josep: para concluir quisiéramos preguntarte, ¿Cuáles son tus principales desafíos en la función que te toca cumplir?

Conseguir un equilibrio entre el balance social y el balance económico. Es decir un equilibrio entre: las necesidades sociales de las personas y las necesidades de producción de la empresa.

El mundo social tiene muchas necesidades y corremos el riesgo de intentar abarcar más de lo que podemos.

Naturalmente, tenemos un límite, tenemos limites… hay que saber leer correctamente cuando los podemos estar traspasando.

Atender mejor todo el mundo de las coordinaciones, el trabajo en red,… este tipo de proyectos difícilmente pueden llevarse a cabo en solitario.

Comunicar lo que hacemos al interior y al exterior. Espero que esta entrevista haya servido para ello. Y muchas gracias por darme la oportunidad.

¿Quieres conocer del trabajo de los voluntarios que colaboran en Troballes?, mira este video