Recursos

Arxiu de febrero, 2012


Realitat dibuixada…

Escrit per:

COMUNICADO DE LA PRIMERA SESIÓN DE LAS JORNADAS DIOCESANAS DE PASTORAL OBRERA DE LA ARCHIDIOCESIS DE SEVILLA

Escrit per:

Hem rebut aquesta nota de premsa de l’Arxidiòcesi de Sevilla junt amb el comunicat que publiquem.

SEVILLA (21-02-12).- La Delegación Diocesana de Pastoral Obrera ha emitido un comunicado al término de la jornada diocesana celebrada el pasado fin de semana, en el que muestra su indignación por la precariedad, la “cosificación” de los trabajadores, la desmesurada ambición de los más ricos, la conversión del trabajo en “ocasión de explotación”, y la sumisión de los gobernantes “a los intereses egoístas de una racionalidad económica que acaba por hacer inviable la existencia humana”.

COMUNICADO  1ª SESIÓN  ” JORNADAS DIOCESANAS DE PASTORAL OBRERA”

El día 18 de febrero nos hemos reunido, en la Parroquia Ntra. Sra. del Reposo, Arciprestazo la
Corza-Pino Montano
, militantes de los Movimientos Apostólicos Obreros, y cristianos de
nuestras parroquias, para celebrar la primera sesión de las Jornadas Diocesanas de
Pastoral Obrera
de la Archidiócesis de Sevilla, bajo el lema: “Una economía al servicio de
las personas. La crisis, tiempo de conversión y solidaridad”

Lo hacemos convocados por la fe en Jesucristo Resucitado, y por el sufrimiento de muchos de
nosotros mismos, y el de tantos hermanos y hermanas nuestras: familiares, vecinos, amigos,
conocidos, compañeros de trabajo, y miembros de nuestras comunidades parroquiales que
viven el acoso del desempleo en nuestros barrios y en nuestros pueblos; convocados por el
sufrimiento de las familias de los últimos fallecidos en accidente laboral en nuestra provincia;
convocados por la falta de esperanza de tantos jóvenes que ven precarizarse su existencia y
diluirse las esperanzas de un futuro proyecto de vida familiar y personal; lo hacemos
convocados por la miseria creciente a la que se condena a tantas familias, por medio de un
sistema económico y laboral, a todas luces inhumano e injusto; lo hacemos convocados por la
urgente necesidad de no pasar de largo ante el sufrimiento ajeno. Lo hacemos como Iglesia
samaritana en medio del mundo obrero y del trabajo.
Alfonso Alcaide Maestre. Militante de HOAC. Sociólogo y coordinador del seminario de la
CEAS sobre “El trabajo humano, principio de vida” desarrollo dos ponencias: “Humanizar la
economía”
y “La crisis, tiempo de conversión y solidaridad. Propuestas pastorales”
La mirada sobre esa realidad ha provocado en nosotros sentimientos de indignación y de
compasión.
– Indignación al comprobar cómo se impone el individualismo sobre la comunión humana, la
precariedad sobre la estabilidad familiar, la cosificación de los trabajadores sobre la sagrada
dignidad de las personas, la desmesurada ambición de los más ricos, sobre las más humanas
necesidades de los empobrecidos. Al comprobar que el trabajo deja de ser trabajo decente
que se constituye en principio de vida para convertirse en ocasión de explotación, sufrimiento
y despersonalización. Indignación al comprobar cómo quienes reciben el mandato de la
sociedad de hacer efectivos los derechos derivados del trabajo, los gobernantes, se pliegan a
los intereses egoístas de una racionalidad económica que acaba por hacer inviable la existencia
humana.
– Compasión, al comprobar que, en muchas ocasiones, hemos estado preocupados por los
problemas de las personas: por el paro, por la justicia, por la igualdad, por los derechos…y nos
hemos olvidado de las personas. Siendo aquello importante, no podemos quedarnos ahí. A
nosotros se nos exige más. La existencia de los pobres es una prueba evidente del fracaso del
hombre para vivir el amor y construir la comunión. La existencia de los pobres es la
manifestación del pecado del hombre, que consiste en haber sucumbido a las tentaciones.
En esta situación, como Iglesia, en medio del mundo obrero y del trabajo, nos sentimos
llamados, y convocamos a toda la comunidad cristiana a:
– Sanar al hombre y mujer heridos por este sistema económico y cultural en lo más hondo de
su ser: levantando al caído, acompañando al que ha perdido su horizonte de vida,
compartiendo con los empobrecidos nuestros bienes, ayudando a reincorporarse al camino a
cuantos quedan en las cunetas, y generando espacios de comunión y humanización.
– Anunciar La Vida Nueva revelada por Jesucristo que tiene como clave fundamental el Amor de
Dios que exige la comunión y se realiza en la justicia, poniendo de manifiesto cómo el plan de
Dios coincide con el bien del hombre, a través del testimonio de vida cotidiano de nuestras
comunidades cristianas.
– Denunciar con la claridad y la contundencia de la Doctrina Social de la Iglesia, y del Evangelio
de Jesucristo, la inmoralidad radical de la situación actual y realizar cuántas acciones sean
necesarias para visibilizar las injusticias y manifestar nuestra oposición a las mismas.
Sin cesar, hemos de orar y celebrar. Es una necesidad urgente ante la pérdida de horizonte y
de referencias, pues corremos el riesgo de asumir como normal lo que solo es producto
cultural del capitalismo. Es necesario tomar conciencia de nuestros pecados y asumirlos como
Dios nos lo propone, como caminos de humanización. Tenemos que dejar a Dios que sea Dios.

Sevilla, 18 de febrero de 2012.
DELEGACION DE PASTORAL OBRERA
ARCHIDIOCESIS DE SEVILLA


Manifest pel 8 de Març de 2012 “Dia de la dona treballadora”

Escrit per:

Invitació a l’acte de presentació de la Fundació Jaume Rubió i Rubió

Escrit per:

Visita a dos entitats membres de la Cooperativa Roba Amiga

Escrit per:

El divendres 24 de Febrer el President i el Director de la Fundació Jaume Rubió i Rubió van retre visita a dos entitats membres de la nostra Cooperativa Roba Amiga, amb la finalitat de copsar diferents realitats i solucions que ens puguin ser d’utilitat per seguir dia a dia tant pel que fa en la adequació com  en les millores necessàries per tal de ser encara mes eficients en les nostres tasques de segona utilització de la roba que recuperem, i així en  aquest procés poder crear mes llocs de treball, transformant l’esperança en realitat per a les persones que poden trobar amb Troballes la seva oportunitat de inserció sociolaboral.

“Convergencias: el trabajo decente y la justicia social en las tradiciones religiosas”

Escrit per:

En días recientes ha sido publicada la guía “Convergencias: el trabajo decente y la justicia social en las tradiciones religiosas”, fruto de la colaboración de la International Labour Organization (ILO) con diversas instituciones religiosas. El texto se incorpora en el contexto del dialogo que la ILO lleva adelante a nivel continental, con las diversas comunidades religiosas para promover la Agenda del trabajo digno, fundada sobre los valores de la seguridad, de la paz, y de la justicia social. Al mencionado concepto de trabajo decente y a la estrategia para realizarlo han hecho referencia tanto el Beato Juan Pablo II como Benedicto XVI (cfr. Caritas in veritate, 63).

El Director General de la ILO, Juan Somavia, en la Introducción, declara el intento de este “libro” que “demuestra una gran convergencia de valores entre las diferentes religiones y tradiciones espirituales en lo que se refiere al trabajo. La dignidad humana, la solidaridad y, sobre todo, los vínculos entre trabajo, justicia social y paz nos llevan a un terreno común […]Este manual es un primer paso. Veo muchas posibilidades – afirma además el Director Somavia – de colaboración en el futuro para acelerar la llegada de una nueva era de justicia social basada en nuestros valores compartidos”.
La guía, publicada en cuatro idiomas (inglés, francés, español y árabe), se enriquece con las contribuciones del Pontificio Consejo Justicia y Paz, del Consejo Ecuménico de las Iglesias (WCC), del Islamic Educational Scientific and Cultural Organization (ISESCO), y de la colaboración de la Yeshiva University y de la European Buddhist Union .

Baixar document:ILO_Religions_SP_WEB

COMUNICADO JOC – HOAC ANTE LA “REFORMA LABORAL”

Escrit per:

La Juventud Obrera Cristiana (JOC) y la Hermandad Obrera de Acción Católica (HOAC), como parte de la Iglesia en el mundo obrero y del trabajo, ofrecemos esta reflexión ante la aprobación por el Consejo de Ministros de una nueva reforma laboral.

Nos encontramos con la 16ª reforma del mercado de trabajo en democracia. Hasta ahora las sucesivas reformas laborales llevadas a cabo por los gobiernos, de uno u otro signo político, bajo el pretexto de modernizar y flexibilizar dicho mercado laboral, han transformando la concepción y función del trabajo asalariado en nuestra sociedad y están socavando los derechos de las personas trabajadoras y de sus familias.

Estas reformas siempre se han presentado como una necesidad para combatir el desempleo, pero sólo han conseguido:

–        incrementar el empleo temporal, especialmente para los jóvenes;

–        diversificar las modalidades de contratación a la carta;

–        abaratar el coste del despido;

–        reducir el crecimiento de los salarios;

–        devaluar lo público (servicios sociales, educación y sanidad).

En definitiva, han profundizado en el trabajo precario y en el empobrecimiento de las familias trabajadoras. Un ejemplo lo tenemos en los años de crecimiento económico anteriores a la actual crisis: aún creándose riqueza y empleo, estos no sirvieron para disminuir la pobreza en nuestro país.

Ninguna reforma ha estado orientada hacia la expansión de un empleo decente como Benedicto XVI reclama en la encíclica Caritas in veritate. Los derechos que emanan de un trabajo a la altura del ser humano no pueden estar subordinados a las exigencias económicas. Es la economía la que debe orientarse a las necesidades de las personas y de sus familias; es el ser humano el centro de la actividad económica y laboral. El respeto a la dignidad del trabajo, vinculado a la dignidad de la persona, es y debe ser el criterio central de una economía orientada por “una ética amiga de la persona”. (Benedicto XVI, Caritas in veritate, 45)

Esta nueva reforma es otra agresión al trabajo humano como principio de vida. Creemos que una reforma laboral que pretende ser completa y marcar un antes y un después en las relaciones laborales, no puede hacerse sin el suficiente consenso social entre las personas trabajadoras y el colectivo empresarial. Y tendría, además, que responder a las necesidades de las familias trabajadoras y no a las exigencias impuestas por los mercados financieros, las grandes empresas, las instituciones comunitarias y los organismos económicos internacionales.

Esta reforma laboral es una vuelta de tuerca más para flexibilizar el mercado de trabajo:

– Quiebra el derecho constitucional a la negociación colectiva y a la capacidad organizativa de los trabajadores –no existe negociación real de los trabajadores en el ámbito de la empresa cuando el 95% del tejido productivo español está compuesto por empresas de menos de 50 trabajadores. Este Real Decreto contempla la fractura de la cohesión social al habilitar la “caducidad” de los convenios colectivos desincentivando cualquier negociación entre las partes.

– Facilita y abarata la expulsión del mercado de trabajo: quita trabas al despido por causas económicas; rebaja la indemnización del improcedente (pasando a 33 días por año trabajado, con un máximo de 24 mensualidades) y elimina la autorización administrativa para poder llevar a cabo los expedientes de regulación de empleo. Los contratos indefinidos con esta nueva regulación tampoco tendrán, como los temporales, condición de estabilidad.

–   Abre el camino para ajustar los salarios a la productividad. Con esta reforma, los salarios de los trabajadores más débiles van a depender de la voluntad unilateral del empresario.

–  Dificulta, cuando no impide o precariza, el empleo juvenil. Más del 80% del empleo destruido por la crisis corresponde a empleo juvenil. El nuevo contrato de trabajo indefinido, especialmente para jóvenes (también para desempleados de larga duración), dirigido a las empresas de menos de 50 trabajadores, se puede convertir, más que indefinido, en un contrato temporal sin causa justificada. Estas nuevas modalidades de contratación y regulación ponen en serio peligro, aún más, la estabilidad presente y futura de la mayor parte de la juventud.

No compartimos la individualización de las relaciones laborales que propone esta reforma. Recordamos a nuestros gobernantes que el trabajo es una experiencia comunitaria y que una de las funciones de la empresa, según la Doctrina Social de la Iglesia, es favorecer la comunitariedad. Todo lo que suponga la individualización, dar prioridad a los intereses personales frente a los colectivos, significa romper la vocación a la comunión del ser humano

No es lícito eliminar derechos y protección de las personas trabajadoras con el argumento de combatir el desempleo y de reducir la temporalidad, cuando han sido las políticas económicas de los últimos gobiernos las que han provocado que haya un tejido productivo tan débil y un empleo tan precario.

No podemos seguir flexibilizando  las relaciones laborales sin garantizar la seguridad de una vida digna para las personas trabajadoras y sus familias. Y esta reforma se lleva a cabo en un contexto de quiebra del Estado de Bienestar, de reducción del Sector Público y de recortes de los servicios y prestaciones sociales sin precedentes.

Esta reforma rompe el débil equilibrio conquistado históricamente entre capital-trabajo, alejándose del principio siempre defendido por la Iglesia de la prioridad del trabajo frente al capital. Además, supone un nuevo golpe al Derecho Laboral limitando su capacidad de frenar la creciente mercantilización y “cosificación” del trabajo humano. Consideramos que este gobierno ha aprovechado el estado de quietud y miedo de la mayor parte de la ciudadanía, para eliminar viejas conquistas laborales y aspiraciones conseguidas tras muchas luchas de tantas personas a lo largo de la historia.

Los retos actuales que atraviesa la economía española requieren medidas políticas concertadas en el ámbito internacional que subordinen la economía financiera a la economía productiva. Es preciso, como ha pedido insistentemente Benedicto XVI y el Pontificio Consejo Justicia y Paz, una reforma del sistema financiero internacional. Esta reforma supondría avanzar en justicia social y comunión de bienes, redistribuyendo efectivamente la riqueza existente; controlar la economía especulativa y frenar el desmedido afán de lucro, en lugar de eliminar derechos. Este es el camino que puede generar riqueza orientada a la creación de empleo decente y con derechos, y a disminuir la pobreza.

Como Iglesia en el mundo obrero, en las actuales circunstancias, pedimos a las autoridades políticas, a los agentes sociales y económicos, al conjunto de los trabajadores y de la sociedad, y especialmente a los cristianos y cristianas, que caminemos juntos, con la intención de eliminar las causas que han generado esta crisis económica y, al mismo tiempo, superemos las estructuras económicas y sociales injustas que tanto sufrimiento, deshumanización y pobreza están provocando a las personas.

También instamos a los partidos políticos a corregir y reorientar, en el proceso parlamentrario, esta reforma laboral poniendo en el centro de la misma el trabajo decente y con derechos y, al mismo tiempo, animamos a participar en las iniciativas y movilizaciones que se convoquen por parte de las organizaciones eclesiales, sociales y sindicales que ayuden a tomar conciencia y revertir esta situación tan lesiva para las personas trabajadoras y sus familias.

Madrid, 16 de febrero de 2012

Sueldos de un euro a la hora en el ‘milagro’ laboral alemán…

Escrit per:

– La gran solución laboral alemana está en el auge de los contratos con bajos salarios

– Crece la desigualdad por el aumento de los trabajadores “pobres” en el país teutón

– Alemania reforma el mercado de trabajo a medida que Europa lo desregula

(REUTERS) Stralsund 9 FEB 2012 – 13:39 CET

Anja lleva seis años encadenando contratos para limpiar y lavar platos por dos euros la hora. Vive en la ciudad alemana de de Stralsund, una atractiva y pintoresca ciudad costera. Se sorprende cuando los periódicos alemanes hablan del “milagro laboral” del país. En un pequeño apartamento de la misma ciudad un hombre de 50 años asegura: “Mi empresa me explota”. Habla sentado en la cocina de su pequeño apartamento situado al este de Stralsund. “Si pudiera encontrar algo mejor, ya me habría ido”, añade. Anja, que prefiere no dar su nombre completo por miedo a ser despedida, tampoco puede permitirse ir a los cafés de su ciudad.

La moderación salarial y las reformas del mercado laboral han reducido la tasa de desempleo en Alemania hasta el nivel de hace 20 años. El modelo alemán se cita a menudo como un ejemplo para los países europeos que tratan de reducir el paro y ser más competitivos. Pero los críticos aseguran que las reformas que ayudaron a crear puestos de trabajo también ampliaron y afianzaron un sector de trabajos temporales y mal pagados, que aumentaron la desigualdad salarial.[…]
Enllaç a l’article sencer: http://economia.elpais.com/economia/2012/02/09/actualidad/1328790777_303626.html

Missatge per la Quaresma 2012

Escrit per:

Presentació del Missatge per la Quaresma 2012

Ahir al matí a l’Oficina de Premsa de la Santa Seu, el cardenal Robert Sarah, president del Pontifici Consell Cor Unum, acompanyat pels monsenyors Giampietro Dal Toso i Segundo Tejada Muñoz, respectivament secretari i sotssecretari d’aquest dicasteri, van presentar el Missatge del Sant Pare per la Quaresma de 2012.

Santa Seu, 8 feb. 12

“Sabem que el Missatge de Quaresma -va dir el cardenal Sarah- contribueix a mantenir viu en els fidels el sentit de l’atenció al bé del proïsme, de la comunió, de l’interès, de la compassió i de la compartició fraterna dels sofriments de l’indigent (…) Però, més enllà d’aquest fet tan important, hi ha un altre aspecte de la vida cristiana que el text d’aquest any posa en relleu. Es tracta de la correcció fraterna “.

“La caritat ens ensenya que la nostra responsabilitat cap als altres no se centra només en el seu bé material, sinó també en el moral i espiritual (…) No podem passar en silenci que una determinada ideologia que ha exaltat els drets de l’individu pugui desembocar en l’aïllament i la soledat de les persones (…) Quan, en nom de l’individualisme, es nega la crida a la comunió, la nostra humanitat surt perjudicada, enganyada pel miratge d’una felicitat impossible, obtinguda en soledat. Per això, podem ajudar-nos recíprocament descobrint que som responsables els uns dels altres “.

“A la llum d’una esmena encaminada vers a la veritat i la caritat -va prosseguir el prelat- es llegeix també l’acció de l’Església en el món contemporani (…) De vegades es pensa fins i tot que sigui el desig de poder o la seva nostàlgia el que dicta la preocupació de l’Església, l’oposar-se amb decisió a algunes manifestacions de la cultura actual. No: el que mou l’Església és el seu sincer interès pel bé concret de la persona i del món. La seva acció no s’inspira en la condemna ni en la recriminació, sinó en la justícia i la misericòrdia, que tenen el valor de dir les coses pel seu nom. Només així s’il·luminen les arrels del mal, que no deixen de fascinar també les ments del món modern. Aquesta tasca s’anomena missió profètica”.

A l’Antic Testament, va explicar el cardenal Sarah, “el profeta és un home cridat i enviat per Déu per anunciar al poble la seva voluntat (…) És clar que el toc d’alerta a una major justícia social forma part de la missió de l’Església” que ” no pot callar davant el fet que molts morin per la falta del mínim indispensable mentre altres s’enriqueixen explotant els altres. (…) Però seria massa poc que la dimensió profètica del nostre parlar i actuar es limités a aquests fenòmens externs sense encarar les arrels morals d’aquestes injustícies. La corrupció, l’acumulació de diners, la violència, el viure a esquena de la col·lectivitat sense aportar res són autèntics càncers que soscaven la societat des de l’interior. Tampoc no podem passar en silenci que (…) a la base de la crisi financera és forta l’avarícia, la recerca desenfrenada dels diners sense escrúpols i sense considerar els que tenen menys i han de suportar les conseqüències de les decisions equivocades d’altres. Aquest afecció als diners és pecat. L’Església és profètica quan denuncia aquest pecat que perjudica la persona i la societat”.

“Però el Sant Pare (…) ens indica una dimensió encara més profunda: l’Església esdevé profeta en el món d’avui per denunciar en particular l’absència de Déu (…) La nostra societat secularitzada ha arribat a viure i a organitzar-se sense tenir present Déu perquè es troba envoltada d’una pobresa encara més tràgica que la material, una pobresa que consisteix en el rebuig i l’exclusió total de Déu de la vida social i econòmica, de la revolta contra les lleis divines i contra les de la naturalesa ( …) La primera responsabilitat de l’Església és recordar a cada generació que aquesta dimensió espiritual és fonamental. El profeta d’avui ha de dir al món que Déu existeix i que sense aquest Pare que ens crida a la solidaritat i la compartició, la vida mor i la fraternitat es dissol en una utopia buida. Ha de dir que l’ésser humà té una vocació sobrenatural. Que hi ha una consciència en què parla la veu de Déu, a qui un dia haurem de respondre”.

“El Missatge que presentem avui -va cloure- vol despertar les consciències sobre els drets/deures dels nostres germans, però també respecte als nostres deures envers els drets de Déu. I tot això ha d’esdevenir en el context de la comunió cristiana en què regeix el principi de la reciprocitat i de la correcció fraterna, preocupant-nos pel bé temporal dels éssers humans, però alhora per la seva salvació escatològica”.

(Font: Newsletter de Flama)

Per baixar el document: Mensaje Cuaresma 2012

FE CRISTIANA I CRISI ACTUAL

Escrit per:

Com a cloenda de la trobada  es farà  la lectura d’una declaració en referència al moment actual.

El 40% de los parados de Cataluña tienen más de 45 años

Escrit per:

Cuanto mayores son los desempleados, más complicado es volver al mercado laboral
CC OO presenta el mapa del paro y habla de “generación desaprovechada”

Clara Blanchar Barcelona 3 FEB 2012 – 14:10   Para El Pais

El 40% de los parados catalanes tienen más de 45 años. Es una enorme franja de edad golpeada por la crisis, que, según el sindicato

CC OO, convierte a los mayores de 45 años, si no en una “generación perdida”, sí en una “generación desaprovechada”. “Es la generación con más experiencia y capital humano, y se les expulsa del mercado. Es un enorme talento que se pierde y las posibilidades de retorno son inversamente proporcionales a la edad”, ha alertado la secretaria de Socioeconomía del sindicato, Cristina Faciaben, durante la presentación del mapa del paro del año 2011. Otro de los datos preocupantes que revela el estudio es el aumento de parados de larga duración. El 35% de los parados llevan más de un año sin empleo. Estas cifras “son una evidencia”, según la portavoz de CC OO, Dolors Llobet, “de que Cataluña requiere otro modelo productivo que valore la experiencia y cualificación de los trabajadores, y que no se base en la reducción de los costes laborales”.

La edición de 2011 del mapa del paro (que se basa en datos de la Encuesta de Población Activa y el paro registrado) vuelve a reflejar, como en anteriores ocasiones, que la incidencia del paro es mayor en los hombres (52%) que en las mujeres (48%), aunque entre estas el incremento de casos es más elevado. El mapa también recuerda que el nivel de estudios es determinante, puesto que el 62% de los parados tienen por única formación la educación general o primaria. En el lado opuesto, solo el 8% de los parados son universitarios. Por sectores, el paro siguió golpeando el año pasado a los servicios (el 59% de los desempleados). Le siguen el 17% en la construcción, el 16% en la industria y el 6% la agricultura.

El estudio también refleja que, en paralelo al incremento del desempleo, cae un 12% el número de personas beneficiarias de alguna prestación, fenómeno que se explica porque los parados de larga duración están agotando sus prestaciones. Así, casi 10.000 personas perdieron hasta noviembre la prestación contributiva y 12.800 se quedaron sin subsidio de desempleo. En cambio, aumentan en 9.761 los perceptores de la renta activa de inserción, que otorga el Gobierno central. En este recuento no figuran los beneficiarios de la renta mínima de inserción ni quienes reciben la ayuda de 426 euros cuando se les termina el paro.

Vistas las cifras por comarcas, por primera vez en tres años, en 2011 se redujo el número de parados en cinco comarcas: Anoia, Cerdanya, Garrotxa, Ripollès y Solsonès, pero en términos absolutos son muy pocas personas. Por el contrario, las comarcas que concentran los mayores aumentos de la tasa de paro son las del arco pirenaico y las de Lleida hasta el Montsià, un fenómeno que el estudio atribuye a la caída de la actividad de la construcción en la zona. En conjunto, las zonas de Cataluña que siguen registrando una mayor tasa de paro son Barcelona, Tarragona, Girona y sus áreas de influencia, además de los dos Vallès y el litoral entero. Destacan, con incrementos del paro superiores al 13%, la Anoia y el Baix Penedès.

El estudio concluye que el “escenario es desolador” y reivindica “políticas que se centren en las personas y no en la reducción del déficit público, que faciliten la creación de ocupación a través de la reactivación económica, que requiere inversión, facilidad para acceder al crédito e inversión pública”. La secretaria de Socioeconomía también ha exigido la “imprescindible mejora del servicio de intermediación de las oficinas del Servicio de Ocupación”, puesto que su nivel de intermediación apenas alcanza el 4% entre las ofertas y demandas de empleo. Faciaben ha pedido más recursos humanos y materiales, y ha recordado que una cuarta parte de los parados ni siquiera pisan las oficinas del SOC.

Enllaç a aquesta noticia: http://ccaa.elpais.com/ccaa/2012/02/03/catalunya/1328274641_879283.html

Escrit per:

Transcrivim el missatge que hem rebut dels companys de Justícia i Pau de Lleida:

Salutacions,

us fem arribar el comunicat que ens ha enviat la Comissió General de J i P.
Us demanem que en feu difusió, moltes gràcies.

Atentament,

La comissió de J i P de Lleida.

Buenos días

El cardenal Turkson, presidente del Consejo Pontificio Justicia y Paz, ha apoyado la adopción de un impuesto a las transacciones financieras en el sector financiero, que serviría para crear riqueza para la sociedad en su conjunto.

En el enlace de más abajo podéis ampliar la noticia.

Un saludo
Secretaría General de Justicia y Paz de España

Enlace a la noticia: El presidente del Consejo Pontificio Justicia y Paz pide un impuesto a las transacciones financieras para el bien común